Filosofía de Gestión

 

La Protección Civil y Administración de Desastres es la demanda de los servicios de emergencias que se generan en un municipio o estado que es extendida a todos los niveles, e involucran a todas las partes; es el sentido estricto a los encargados específicos de proteger a los ciudadanos de un país ante catástrofes de cualquier tipo, sean de proveniencia humana o natural.

Las amenazas de cualquier naturaleza, llevan implícito un riesgo y pueden desencadenar una serie de eventos adversos, si no ha existido una preparación previa para reducir la vulnerabilidad.

La creación de la Dirección Nacional de Protección Civil viene a brindar el apoyo necesario a las diferentes protecciones civiles estadales y municipales desplegadas en todo el territorio nacional, así como la preparación de funcionarios calificados para asistir emergencias de índole internacional.

Sirva esta página web para contribuir a crear una cultura de prevención, a través de las informaciones en tiempo real que se publican para promover la autoprotección.

G/B Randy Rodríguez

Director Nacional de Protección Civil y Administración de Desastres

 

Misión

Planificar, coordinar, ejecutar y supervisar las acciones, medidas y procesos de prevención y atención necesarios para garantizar la protección de toda persona ante cualquier situación que implique amenaza, vulnerabilidad o riesgo; con un talento humano proactivo, profesional y dado plenamente por la vida de sus semejantes, sustentado en los valores de voluntariedad, solidaridad y desprendimiento.

 

Visión

Ser una institución estratégica para la Nación y de reconocida proyección internacional que impulsa un polo importante de la seguridad, basada en la prevención y atención para la salvaguarda de la vida, el ambiente y los bienes, ante amenazas naturales y antrópicas, contribuyendo así con el desarrollo sustentable del país.

 

Valores

Existen dentro de la Dirección Nacional de Protección Civil valores éticos que se demuestran la lealtad de cada uno de los funcionarios que hacen vida dentro de la organización preventiva, que son: Voluntariedad, Solidaridad, Desprendimiento, Responsabilidad Social, Trabajo en equipo, Disciplina, Equidad, Humildad y Vocación de servicio.