El volcán Kilauea de Hawai sigue expulsando lava cuatro semanas después de la primera erupción

Han pasado cuatro semanas desde que las primeras erupciones del volcán Kilauea movieron Hawai, y la lava continúa siendo implacable.

Desde la primera erupción, ocurrida en la subdivisión de Leilani Estates en la tarde del jueves 3 de mayo, los funcionarios de emergencias creen que unos 2.500 residentes han sido evacuados mientras la lava, que sale de múltiples fisuras del volcán, consume todo a su paso.

Los residentes que quedaron en el vecindario recibieron la orden de salir el jueves por el alcalde del condado de Hawai, Harry Kim.

Al menos 75 estructuras fueron destruidas, según Talmadge Magno, vocero de Defensa Civil de Hawai. Unas 20 de esas construcciones fueron quemadas a principios de esta semana.

Y las erupciones continúan. La octava fisura fue la más activa esta madrugada (hora local), según una actualización del Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por sus siglas en inglés), creando fuentes de lava de más de 75 metros de alto.

A las 6:15 a.m., el flujo de lava estaba aproximadamente a 3 kilómetros al oeste de la intersección de Four Corners, dijo la vulcanóloga del USGS Jessica Ball.

“También debemos tener en cuenta que las torres de teléfonos celulares y las líneas fijas regulares se han dañado mucho en el área, por lo que puede haber una reducción del servicio”, dijo Ball.

El miércoles la octava fisura expulsó un río de lava que recorrió unos 800 metros en 80 minutos, según la Agencia de Defensa Civil. El avance de la lava provocó nuevas evacuaciones por el miedo de que los resid

entes pudieran quedar atrapados.

El ritmo finalmente disminuyó a aproximadamente unos tres metros por minuto, pero la fisura 8 continuó siendo muy activa. Esa tarde, envió fuentes de lava de hasta 60 metros, según el USGS.

La lava se acerca a Kapoho

La lava continuó avanzando hacia Kapoho, una comunidad no incorporada cerca de la costa es

te, el jueves por la mañana.

“En lugar de quedarse en shock y sorprenderse, hubo más una reacción de ‘OK, ya nos llegó'”, dijo Steven Neill, un evacuado de Kapoho,  el pasado miércoles. “Tengo amigos cercanos en Leilani, que ayudamos a evacuar hace un par de semanas, y ahora es nuestro turno”.

A principios de la semana, el alcalde Kim advirtió a los residentes que los socorristas no irían de puerta en puerta después de que se emitieran las órdenes de evacuación finales. Quienes elijan ignorar las órdenes tendrán que arreglárselas solos, dijo Kim.

Además de la lava, existe también el peligro del ‘vog’, o el humo del volcán. El vog es una neblina que se crea cuando el dióxido de azufre y otros contaminantes volcánicos se mezclan con la humedad y el polvo.

Además de las partículas volcánicas que pueden causar irritación en los ojos, la piel y las vías respirat

orias, se advirtió a los residentes que estén atentos a fibras finas y afiladas de vidrio volcánico conocidas como “pelo de Pele”, una referencia a la diosa hawaiana del fuego. La Agencia de Defensa Civil advirtió que podría causar lesiones en los ojos de los residentes o al respirarla.

Los funcionarios buscan una vía segura para la evacuación

El miércoles, el Servicio de Parques Nacionales y el Departamento de Transporte de Hawai anunció que estaban trabajando para cortar una gran sección de flujo de lava solidificada de 2016 y 2017, en un esfuerzo por abrir una ruta de evacuación potencial en caso de que la Carretera 130 se vuelva intransitable.

El camino en el que están trabajando se conoce como Chain of Craters-Kalapana Road, y ha estado cubierto por lava durante 41 años de los 53 años que ha existido, según el comunicado.

Las erupciones en curso también han causado cortes de energía, según la compañía de energía eléctrica de Hawai. El proveedor de energía informó a principios de esta semana de que la lava ha dañado más de 400 postes, lo que ha provocado cortes de energía en áreas de la parte baja de Puna, incluidos Kapoho, Lanipuna Gardens y Leilani Estates.

Podría pasar un tiempo antes de que vuelva la energía. Hawaii Electric Light dijo en un comunicado de prensa que no comenzaría a trabajar para restaurar la energía hasta que los trabajadores ingresen a las áreas para hacer una evaluación de daños. El tiempo exacto depende de la actividad de la lava.